Inicio > INTERNACIONALES > ¿Quiénes son la “mujeres de Assange”?

¿Quiénes son la “mujeres de Assange”?

No son de “trigos muy limpios” las vírgenes nórdicas que acusan a Julian Assange de “sexo por sorpresa” y “abstención del condón”. Por ejemplo Anna Ardin -la acusadora oficial-, nació en Cuba y escribe artículos contra Fidel Castro y su país de origen en publicaciones financiadas con dólares del contribuyente estadounidense a través de grupos cubano-americanos sostenidos en Miami por la CIA, en tanto su socia, Sofía Wilen, de 26 años, le montó a Assange la típica cacería tipo “calcetinera rockera” hasta que lo llevó a la cama y después fue la primera en denunciarlo por violación, aparentemente en venganza porque el jefe de Wikileaks no la llamó por teléfono al día siguiente.

El historial político de Ardin fue descrito en detalle por el periodista canadiense-cubano de Granma Jean-Guy Allard (1), mientras la conspiración para destruir la imagen de Assange y así buscar el descrédito para las filtraciones de Wikileaks fue desmenuzada exhaustivamente por Israel Shamir y Paul Bennet tan temprano como el 14 de septiembre de 2010, en una documentada nota titulada “Haciendo mofa del crimen real de violación del sitiado Assange”, en Counter Pounch.Org, cuyo epígrafe reza “La mejor newsletter política estadounidense (excepto Bound Magazine)” (1).

Lo que sigue es la versión en español de la nota de Counter Pounch:

Volvió a ponerse espesa la conspiración contra nuestro héroe preferido de Matrix. Nuestro propio “Capitán Neo”, Julian Assange, encara otra vez el peligro. Cuando dejamos al legendario fundador de Wikileaks en el capítulo anterior, éste daba un suspiro de alivio después de esquivar falsas acusaciones de doble violación. Las denuncias se cayeron y nuestro héroe quedó de nuevo libre para vagar por el globo. Pero las conspiraciones de la teleserie son repetitivas. La historia fue rápidamente reciclada y ahora nuestro capitán valiente está otra vez bajo la amenaza de castración de Stora Torget de Estocolmo, o el ansiado castigo por molestar vírgenes nórdicas sagradas en una tierra donde alguna vez gobernaron los Vikingos.

En otras palabras, resurgieron de nuevo las absurdas acusaciones de violación contra el Enemigo Público N° 1 del Pentágono. Assange ahora está acusado de: 1) no llamar a una joven mujer al día siguiente de haber disfrutado una noche de amor, 2) haberle pedido que pagara su boleto de autobús, 3) tener sexo inseguro y 4) participar en dos breves affairs en una semana. ¡Estos cuatro cargos menores, dignos del simulacro de juicio de Leopold Bloom en el capítulo Nightown de Ulises, se agitaron y condimentaron hasta que pudieron cocinarse como un caso mal concebido de violación! ¡Irán descendió y subió Suecia! Mientras Irán tuvo notoriedad por las sentencias conservadoras contra el adulterio, Suecia nos muestra lo que parece el lado liberal de la moneda, con la invención de cargos criminales por no poder llamar por teléfono y por el uso descuidado de preservativos en actos íntimos consensuados. Peor aún: con propósitos políticos están soldando adrede el sexo consensual con la violación. En esto, Suecia hace mofa del crimen de la muy real violación violenta.

Los suecos tienen una razón práctica detrás de su decepcionante y bufonesco trabajo policial. El fundador de Wikileaks, perseguido por las fuerzas malévolas de todo el mundo, buscó alivio momentáneo bajo la reputación de Suecia como bastión de libertad de expresión. Pero en el momento en que Julian buscó la protección de la ley sueca de prensa, la CIA amenazó inmediatamente con dejar de compartir inteligencia con el SEPO, el Servicio Secreto Sueco. Desde que llegó al poder, el actual gobierno de derecha hace todo lo que puede para enterrar la herencia de cuidadosa neutralidad del primer ministro Olof Palme. La sospecha de que la farsa de la violación es una campaña orquestada, se iluminó con estos hechos: 1) Suecia envió a tropas a Afganistán, 2) Assange publicó en WikiLeaks el Diario de Guerra Afgano, que hizo visible esta campaña neocolonial cruel e innecesaria. Además, el lanzamiento previsto de nuevos materiales secretos por Wikileaks apenas pudo influir las elecciones generales [suecas] del 19 de septiembre. Quizás esto explica la súbita incursión de la policía sueca en un servidor de Wikileaks (2).

Enseguida, el sitio web del derechista Tea Party (3) norteamericano (RightwingNews.com) sugirió que “la próxima vez que [Assange] aparezca en público” un agente de la CIA armado con un rifle de francotirador le dispare una bala de advertencia alrededor del cráneo”. Confíen relajados en que la CIA es más sabia que el Tea Party. Por lo menos han aprendido la lección del Che Guevara. Hoy en día arruinan la reputación de un rebelde en vez de gastar una bala. La historia testimonia que han aumentado la eficiencia en el uso de esta táctica. No se esforzarán en convertir a Assange en mártir. Simplemente utilizan a sus propios antiguos aliados para reducirlo al hazmerreír. Lo manchan de oprobio. Es mucho más certero y destructivo que el disparo del tirador. En los años 70 solamente podían decir que Philip Agee (4) era un mujeriego y un borrachín. Hoy en día no escatiman cargos de pedofilia y, por ejemplo, humillaron a Scott Ritter (5) por no seguir la charada de George W. Bush sobre las armas de destrucción masiva en Irak. Ante la expectación de ustedes, la campaña por violación contra Assange puede ser apenas un voleo inicial. Quizás también decidan que es un pederasta. La amenaza tácita es bastante evidente como para que algunos partidarios manifiesten su poyo a WikiLeaks como supuestamente ocurrió en el parlamento de Islandia (6).

La bala siempre puede venir más adelante, una vez que la campaña de desprestigio haya aislado a la víctima con éxito. Los Evangelios dicen que nadie siguió a Jesús al Gólgota, aunque apenas la semana anterior la población de Jerusalén le mostró todo su apoyo. Un judío anti-Evangelio explica que éste fue el resultado de una acertada campaña de desprestigio manejada por Judas, en una lectura asombrosamente modernista de una temprana historia medieval.

Para una mancha que realmente pegue, se necesita conseguir a un ex-apóstol. La mera acusación de un Caifás no impresiona. Si usted quiere apuntar a un izquierdista, entonces contrate a un ex izquierdista. Por ejemplo, a los trotskistas los acusan de estar dispuestos a dejarse utilizar contra los comunistas. Actualmente están empleando a pseudos anti-sionistas para detener un auténtico movimiento favorable a Palestina.

¿Quiénes son los judas de esta campaña contra nuestro Julian?:

? Un grupo anónimo que proclama haber estado “adentro de Wikileaks” levantó un nuevo sitio repleto de “revelaciones” sobre el pasado y presente de Assange, proclamando que vive lujosamente en Suráfrica con fondos donados, aunque en Suecia aparece casi a diario en los informes de medios y de la policía.

? Otro ex-apóstol es la política islandesa Birgitta Jonsdottir, que se falsificó como “portavoz de Wikileaks” e invitó a Assange a “bajarse” y abandonar a Wikileaks a la deriva, sin su dirección, como si de alguna manera Wikileaks fuera parte de Assange.

? La seudo progresista organización Reporteros sin Fronteras atacó a Assange por poner en peligro las vidas de agentes secretos norteamericanos inocentes en Afganistán. A pesar de su terminología izquierdista, RSF es una organización privada que recibe fondos gubernamentales de EEUU para financiar su campaña por desestabilizar a Cuba. RSF está conectada con las mafias cubano-americanas de Miami.

? A Anna Ardin (la denunciante oficial), a menudo los medios la describen como “izquierdista”, pero ella tiene vínculos con los grupos anticastristas y anticomunistas financiados por EEUU. La mujer [nacida en Cuba] publicó sus diatribas anticastristas (7) en lengua sueca en la Revista de Asignaturas Cubanas alojada por Misceláneas de Cuba. Desde Oslo, el profesor Michael Seltzer señaló que este periódico es el producto de una organización anticastrista bien financiada en Suecia. Más lejos, señaló que el grupo está conectado con la Unión Liberal Cubana liderada por Carlos Alberto Montaner, cuyos lazos con la CIA fueron expuestos por Froilán Rodríguez en el sitio web Machetera (8). Seltzer observó que Ardin fue deportada de Cuba por actividades subversivas, pues interactuó con el grupo feminista anti-castrista Las Damas de Blanco, que recibe fondos del gobierno de EUU y unos de sus amigos y financistas es el convicto terrorista anticomunista Luis Posada Carriles (9). Una frase de Hebe de Bonafini, presidenta de Madres de Plaza de Mayo de Argentina, describió que “las supuestas Damas de Blanco defienden el terrorismo de EEUU”.

Sin embargo, no debemos aceptar la teoría de la simple bala. La vida es más complicada que eso. Además de su marcado anticastrismo pro-CIA, al parecer Anna Ardin se dedica a golpear al varón como su deporte favorito. [Jean-Guy Allard: En el 2007, fundó el club “gay” Queer-klubb Feber de Gotland, una isla sueca situada a 60 kilómetros de la costa, refugio de la llamada farándula]. Un foro sueco divulgó que Ardin es experta en acoso sexual y diestra en malas artes “de supresión anti-masculina”. Una vez que dictaba una conferencia, un estudiante varón de la audiencia sólo miraba sus notas en vez de observarla fijamente mientras hablaba. Anna Ardin lo denunció por acoso sexual. Dijo que el estudiante la discriminó por ser mujer y reclamó por supuesto uso masculino de “técnicas maestras de supresión”, pues el joven que la ignoró la hizo sentirse invisible. Tan pronto como el estudiante se enteró de su denuncia, la buscó para disculparse y explicarse. La respuesta de Anna Ardin fue acusarlo de nuevo por acoso sexual y volvió a aludir la “técnica maestra de supresión”, añadiendo esta vez sensaciones de menosprecio.

Aparentemente, Ardin está involucrada con un grupo Social Demócrata “Cristiano”. La iglesia sueca tiene una escasa y preciosa dotación de clérigos de sexo masculino: Muy pocas parejas suecas mujer-varón se casan hoy en día por la iglesia, o en absoluto llegan a casarse. Sin embargo, la mayoría de las parejas gay se sienten orgullosas de saberse “marido y mujer” por la iglesia. Ésta es una de las buenas noticias para los suecos ricos: las iglesias abandonadas venden sus propiedades (disfrutadas antaño por la comunidad) que ahora están cercadas y aprovechadas por la última ola de privatización, ¡gracias a la social democracia sueca!

La segunda acusadora, Sofía Wilen, de 26 años, es amiga de Anna. En el vídeo de una rueda de prensa de Assange puede verse a las mujeres juntas (10). Los asistentes a la conferencia se maravillaron de su agradable comportamiento como fans. Aunque las estrellas del rock utilizan muchachas que morirían por lograr el sexo, es mucho menos común observarlas en el duro campo del periodismo político. Según su propia confesión, Sofía trabajó duro para llevar a Assange a la cama. También fue la primera en quejarse a la policía. Ella es poco conocida y sus motivos son vagos. ¿Por qué una mujer joven -que comparte su vida con el artista norteamericano Seth Benson- buscó una aventura política tan sórdida?

En su divertida novela “Mi único y verdadero amor”, el brillante escritor israelí Gilad Atzmon describe cómo los servicios secretos emplean féminas jóvenes como trampas de miel. ¿Es ésta la situación? Quizás no es más que otro caso de búsqueda de dinero. La nueva legislación en Suecia, y en todas partes de Europa, ha hecho extremadamente vulnerables a los hombres a timos de extorsión de esta clase. Una joven mujer sueca (se omite su nombre), de 26 años, tuvo éxito en ganar más de un millón de dólares durante unas vacaciones en Grecia, según un reporte del Daily Telegraph. Se quejó de haber sido violada. Arrestaron a cuatro hombres cuyos nombres fueron divulgados y sus trabajos resultaron comprometidos, pero la chica regresó a casa millonaria y la protección de su identidad preservó su seguridad. Su éxito llama a la imitación: según un informe de la UE, Suecia tiene 20 veces más denuncias de violación que las generadas por los apasionados italianos. Y la mayoría omite la denuncia y adiós…

La violación es un crimen horrible y no debe ser estirada para abarcar delitos menores de poca importancia y faltas morales (como no hacer una llamada por teléfono al día siguiente). Cuando le preguntaron al abogado denunciante por qué las jóvenes mujeres no estaban seguras si las violaron, contestó de forma reveladora: “No son abogados”. La violación -como el asesinato- es un crimen que no requiere a ningún abogado para entenderlo. La violación es un crimen capital: si se prueba que las acusaciones de violación son falsas, ciertamente después el denunciante debe ser encausado por difamación criminal.

En cuanto a Julian Assange, lo necesitamos. Sea casto o mujeriego, necesitamos a nuestro Capitán Neo para destapar las actividades secretas de nuestros gobiernos detrás de Matrix. Por nuestros propios motivos, todos debemos hacer nuestra parte para protegerlo por igual de los servicios secretos y las feministas pro castración. (Israel Shamir se puede contactar en adam@israelshamir.net Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ).

Fuente: www.ciespal.net
Categorías:INTERNACIONALES Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: